NO QUIERE IR AL COLE!!!!!

Durante este mes he visto que muchos padres piden ayuda o comentan desesperados, la actitud de su hijo ante la escuela o el colegio.

Aunque para muchos la primera respuesta que recibís es, "se pasará pronto", no siempre ese periodo es tan corto como pensabais.

Algunas madres comentan que sus hijos están bien los primeros días pero luego lloran desconsoladamente. 

Ante esto sólo deciros que lo normal es que los dos, tres primeros días suelen ser buenos, es la novedad y muchos no pasan todo el día allí. Al ver que se convierte en rutina se empiezan a quejar de distintas formas para llamar vuestra atención, algunos serán más exagerados y otros más introvertidos.
Es normal que tras periodos largos en familia, por cambios en su entorno o enfermedad, se de un paso atrás y permitamos que hagan cosas que dejaron de hacer, pero eso no es tan bueno como parece. Están bien unos días de adaptación, pero es conveniente volver a la rutina poco a poco, una rutina en todos los aspectos, en el cole y en casa.



Otros papis comentan, que sobre todo en el cole, los niños tienen que hacer muchas cosas solos.  

Os recomiendo que atendáis a los avances que las profes os comentan, de vuestros hijos y partir de ello para hacerlo en casa. Cuando el niño está capacitado para realizar cierta acción, autonomía, desarrollo o comprensión, lo está en el aula y fuera de ella.
Si pensáis que en la escuela o el colegio le exigen mucho, pedid una tutoría y que la profesora os indique cuales son los niveles evolutivos generales de un niño de la edad del vuestro, veréis que es capaz de conseguir muchas más cosas de las que pensabais.
Trabajad en casa a la par que en la escuela y vuestro hijo se dará cuenta que las cosa se hacen de esa forma, en casa y en el colegio.
Aprovechemos la sabiduría que nos da la experiencia y apliquémosla en favor del bienestar del niño.

Vuestras reacciones son una señal, para el niño, de si las cosas van bien o no.
Lo captan todo. aunque no le deis importancia, vuestra postura, tono de voz, compañías, conversaciones en su campo de visión (no sólo de audición), influyen en él y se demuestra en su comportamiento.
Por ello os aconsejo que desde por la mañana cambiéis el "chip" de lo ocurrido el día anterior.

Para mí, hay varias claves que , aunque no son fáciles, ayudan mucho a superar los momentos difíciles que, en cada edad, tendrá que experimentar vuestro hijo.

-COMPRENSIÓN: actitud comprensiva ante los cambios bruscos, que vean que estáis ahí, ayudándoles y consolándoles
- PENSAMIENTO POSITIVO: pensar "¿cómo se levantará hoy?" será lo primero que vuestro hijo detecte al levantarse, es mejor decirnos "¡hoy será mejor, vamos a allá!". Se que cuesta, y puede que en estos tiempos más, pero la mentalidad positiva nos ayuda a nosotros y a los demás.
- TENER CLAROS NUESTROS OBJETIVOS: Tener claros los objetivos de la educación de los niños es tan importante como la complicidad entre las personas que están a cago de su educación.
-RECOMPENSA GRATIFICANTE: A todos nos gusta ver recompensadas nuestras acciones, a los niños también. Se está más predispuesto a repetir acciones cuyo resultado es positivo que si es negativo. Es conveniente recompensar cualquier mejoría ante una situación que antes era un conflicto, y no siempre deben de ser recompensas materiales, ir al parque, visitar a un amigo, ponerse la camiseta que elija, cantar en el coche...., hay muchas recompensas que le reforzarán esa actitud o acción positiva que queremos inculcarle.
-ANTICIPARSE: recordarle que mañana volveremos al cole, antes de dormir, y que será un buen día, animarle por la mañana, inculcar el deseo de volver tras recogerlo de la escuela..... Y sobre todo que los momentos que envuelven este proceso sean agradables y divertidos.
-AYUDARLES A EXPRESARSE: interesarse por lo que hacen y los sentimientos que les generan, es muy importante. Si aún no es capaz de expresarlo verbalmente sólo es bueno que nosotros le ayudemos mostrándole las palabras más indicadas, dándole la oportunidad mediante la expresión artística o simplemente dejándole correr si es lo que necesita.

Es importante que les enseñemos a superar los pequeños retos que todos los días se les presentan, educarles en valores y aprender de ellos.






No desesperéis, las rabietas pasan, los niños crecen y nos asombran cada día. Quedaos con lo bueno y sorprendente de cada día y disfrutad al 100% del tiempo que paséis con ellos. TIEMPO DE CALIDAD, NO DE CANTIDAD



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...