El miedo infantil


El miedo en el niño es una sensación normal, que según las etapas por las que pase se ha de enfocar de una u otra manera.



Los miedos más recurrentes son miedos a lo desconocido, esta sensación suelen sentirla más los peques que son tímidos o retraidos, aquellos que les cuesta más tener iniciativa, para ayudarles a superarlo o poner de nuestra parte para que se minimicen las posibilidades de sufrir estos miedos, tenemos que intentar no sobreprotegerlos, fomentar su autonomía, motivarles para despertar el instinto de investigar y experimentar cosas nuevas, en espacios nuevos y con personas nuevas, con minima presencia por nuestra parte o ninguna. Ayudaros de diversos recurso para enseñarles a superarlos como cuentos, videos, juego simbólico, dibujo......


Como es importante saber, más o menos, que miedos suelen surgir según la edad del niño para poder adelantarnos o comprenderlos en esos momentos.

Aquí tenéis una tabla donde se indica los típicos miedos y sus edades relativas.


0-2 AÑOS El niño tiene miedo a los ruidos fuertes, a las personas extrañas, a separarse de sus papás, a las heridas, a los animales y a la oscuridad.
3 AÑOS El niño tiene miedo a las máscaras, a la oscuridad, a que lo separen de sus papás y a los animales.
4 AÑOS El niño tiene miedo a los ruidos, a la oscuridad, a los seres imaginarios y a las personas disfrazadas, a separarse de sus papás y a los animales.
5 AÑOS El niño tiene miedo a las lesiones corporales, a los ruidos, a la oscuridad, a separarse de sus papás y a los animales.
6 AÑOS El niño tiene miedo a la oscuridad, a los ruidos fuertes, a los seres sobrenaturales, a las lesiones corporales y a separarse de sus papás.
7-8 AÑOS El niño tiene miedo a estar solo, a la oscuridad, a seres sobrenaturales, a las lesiones físicas y a hacer el ridículo.
9-12 AÑOS El niño tiene miedo a los exámenes escolares, a las lesiones corporales, al aspecto físico, a los truenos y relámpagos, a la muerte y a la oscuridad.

Algunos consejos para prevenir estos miedos

1-Utilizar un estilo de educación positiva, es decir, emplear técnicas educativas basadas en la amabilidad y el respeto a los niños, antes que utilizar el castigo y la amenaza. Sobre todo no se debe utilizar el castigo físico.
2-Evitar asustar al niño aunque sea de “broma”, especialmente están contraindicados los sustos en la oscuridad.
3-Estar atentos a lo que ve el niño por televisión: no debe ver películas de miedo ni violencia.
4-Cuando el niño llora de noche porque tiene miedo, es preferible calmarle a oscuras y luego, si acaso, encender la luz, de modo que no asocie la oscuridad con el miedo.
5-Enseñarle a solucionar las pequeñas dificultades de la vida diaria por sí mismo. No darle las cosas hechas ni evitarle las pequeñas frustraciones con las que obligatoriamente se ha de enfrentar.
6-Hacerle ver y reforzar cualquier comportamiento de valentía que tenga por pequeño que inicialmente pueda parecer.
7-No utilizar el miedo para controlarle: “… y si no, vendrá el coco”.
8-Al contarle cuentos o historias de terror no incidir especialmente ni exagerar los aspectos más espantosos de los cuentos tradicionales.
9-Leer historias en las que niños como él superan pequeños miedos o situaciones difíciles.
10-Si tenemos miedo a algo debemos mantener el control e intentar superar también nuestros propios temores, con lo que serviremos de modelo de actuación frente a los miedos.
(Victoria Ramírez.)


Una pregunta muy común es ¿debemos contarles historias de miedo?

Es normal que os lo preguntéis, sobre todo si sabéis que vuestro hijo es tímido, pero no tenéis que olvidar que el miedo es parte de nosotros y tenemos que afrontarlo y es algo que debemos enseñarles a los niños.  Para que el niño pueda distinguir que es lo que le pasa y poder decirlo cuando así lo sienta, es necesario que le enseñemos a distinguirlo, por ello cuando lo sufra (tras calmarle, si es necesario) debemos hablar de ello y ponerle un nombre a sus experiencias. Los cuentos con sus ilustraciones permiten que asimilen sus sentimientos y los representen
 
Un libro ilustrado sobre los miedos nocturnos que además puede ayudarnos a entender cómo encontrar una solución imaginativa para cada miedo que encontremos en los cuentos es "De verdad que no podía" (Kókinos, 2001), con texto de Gabriela Keselman e ilustraciones de Noemí Villamuza.
(0-4 años)







Para cada miedo suele haber un cuento que nos permite hablar de ese miedo, directa o indirectamente, en la fantasía o en la realidad, en primera persona o en la de otros. Al final de la historia la conclusión será tranquilizadora.



cuento de ROSER RIUS don de nos narra las dificultades de marcos al irse a dormir por tener miedo.....

(0-4 años)







ANTONIO KOCH nos cuenta esta historia de miedos, amistad y sueños (0-4 años)



“Pablo no quiere estar solo”. Roser Rius. Ed. SM. (0-4 años). Cuento sobre un niño muy tímido que no quiere estar solo


“Las pesadillas de Ada”. Isabel Córdoba. Ed. SM. (5-8 años). Cuento sobre el miedo a los monstruos 
“Algunos miedos”. Ana María Machado. Ed. Anaya (5-8 años). Tres cuentos sobre el miedo





JUAN SIN MIEDO






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...