Higiene en los niños de 18 a 36 meses


Desde que el niño se desplaza y toquetea todo, desde el suelo a las pinturas de dedos, tenemos que enseñarle a lavarse las manos.


Cada vez que se las lavemos, debemos hablarles de cómo se hace, cuanto tiempo y con qué. Si no llega al lavabo nos ayudaremos de un taburete o le cogeremos en brazos. Dejar que utilice el dispensador de jabón, ayudar a frotarse las manos (entre los dedos es muy importante), aclararse y secarse bien con la toalla o papel.
Este acto no es necesario hacerlo cada momento que toque algo, pero sí al terminar una actividad, antes y después de comer, al estornudar(aunque lo recomendable es usar el pañuelo o taparse con la manga), antes y después de usar el aseo, con independencia de si es público o privado. Esta higiene mínima se debe tener muy en cuenta ya que así podemos evitar contagios como constipados o diarreas.

Comenzar a tomar contacto con el orinal es muy recomendable, antes de quitarle el pañal.
Sobre los 18 meses suele ser cuando están preparados para comenzar este contacto.
Elegir el orinal con el niño ayuda para que este objeto no sea muy extraño.
Al principio como sólo queremos tomar contacto, se le deja unos pocos minutos. El lugar y la hora es importante, igual que cualquier rutina. Ha de ser a la misma hora (lo más aproximado posible) y en el mismo sitio, lógicamente el baño, ya que si comenzamos en otro espacio luego puede costar mucho que esté a gusto en el baño.
Poco a poco iremos ampliando el tiempo y las puestas que del peque haciendo pis y cuando se sienta más relajado y habituado hará deposiciones.
Cuando este hábito esté instaurado y el peque hace pis y/o caca, podemos comenzar con la retirada del pañal.

Cuando empiezan a comer dieta como los adultos, “entero”, les gusta utilizar las manos, es un buen comienzo y ellos regulan la cantidad que quieren, se recomienda darle el entero tras el puré que suele comer. Así que durante esta etapa se lavarán muchos baberos y se limpiarán muchas caras y manos, pero la finalidad de comenzar con cierta autonomía y el gusto por la comida, lo requiere.
Cuando su dieta ya es entero es importante enseñarles a usar bien la cuchara, este será su instrumento hasta los 2 o 3 años. Dejarles hacerlo solos, incluso la sopa, es importante aunque por supuesto, cuentan con nuestra ayuda y correcciones.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...