RELAJACIÓN PARA NIÑOS DE +3 AÑOS





A partir de los 3 años los masajes pueden no gustarles tanto, para motivarles podemos dejar que nos lo den a nosotros en una parte del cuerpo y luego lo hagamos nosotros, o si tiene un hermano que se lo den mutuamente, con supervisión para que no se hagan daño al apretar o si el hermano es más pequeño.

Las técnicas y recursos son los mismos que para edades inferiores.


Con la relajación pasa algo similar, dejar que él guíe la actividad ante un grupo de niños o la familia ayuda a que disfrute de ello.
Es importante hacer hincapié en las posturas, sobre todo si, al enseñarles a relajarse centrándose en la respiración, lo hacemos sentados.

Según va creciendo se puede profundizar más en la conciencia de la relajación e incluso comenzar con la meditación.

Cuando sepan realizar esta actividad será muy gratificante disfrutar de un momento entre padres e hijo, al relajarse o meditar juntos. Las clases de yoga son una buena actividad para disfrutar juntos y reforzar la musculatura, flexibilidad y actividad mental.

Un momento para compartir y disfrutar.

Si el niño está habituado a la relajación le será más fácil, en un futuro, controlar los nervios, canalizar sentimientos y organizar y conducir su vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...