DIARIO DE MAMÁ: MAMÁ, PAÑAL NO!!












Hoy os cuento nuestra forma de tratar la retirada del pañal. Antes de empezar quiero recordar que cada niño tiene su ritmo y se adaptan a su manera a las rutinas.

Desde que nació el peque he ido muy pocas veces sola al baño, desde que gateó creo que no las cuento con los dedos de las manos. Y siempre ha sido un niño que quiere hacer las cosas solo y se frustra mucho si no lo puede hacer.
Pues partiendo de estas premisas, más o menos a los 18 meses era un poco agobiante ir al wc así que decidimos ponerle un orinal para que se pudiese sentar mientras nos acompañaba allí, porque digo yo al baño se va cuando tienes necesidad y no para sentarse como si estuvieses en el salón, pues ya que tenía que estar allí mejor sentarse en el orinal que en un taburete. Fuimos a comprar uno, los tres juntos, le dimos a elegir entre dos orinales sencillos, sin forma de animales, ni sonidos, ni luces y eligió este azul.


Y poco a poco me imitaba bajándose los pantalones y se sentaba tal cual, con el pañal, y al levantarnos me pedía papel para limpiarse (a su manera, claro).

La lectura también tubo su papel. Le compramos dos cuentos Puedo mirar tu pañal y El orinal del pirata, y otros muchos los cogimos de la biblioteca, en ellos reconocía elementos de nuestro baño, se sentía identificado y aprendió vocabulario.

Así transcurrieron cuatro meses y fue evolucionando en su autonomía, se quitaba el pañal, intentaba subirse el pantalón... Y llegó julio y nos fuimos una semana a la playa, a un apartamento con mi padres, no teníamos muy claro si llevarnos e orinal, la verdad es que ocupa muchísimo y aún no hacía nada en él. Al final nos lo llevamos y aunque no quiso usarlo mucho si se acostumbró a no llevar pañal por la playa.

Una semana después de volver a casa empezó a no querer usar el pañal, literalmente MAMÁ, PAÑAL NO!!, y tras decirle, cada vez que no lo quería, que tendría que sentarse en el orinal y hacer pis porque ya no tendría pañal y al ropa se mojaría, se lo quitamos. Empezamos la OPERACIÓN PAÑAL

Ha sido un esfuerzo por parte de todos, por la del peque sobre todo para comunicarse más ya que tenía que pedir ir al baño y aunque es parlanchín no se le entendía mucho y le enseñamos que cada vez que tuviese ganas tenía que decir PAPA, MAMA, PIS!!. Por la nuestra ya que para inculcarle el hábito de sentarse en momentos claves como antes/después de levantarse de la cama, de ir a la calle o a la mitad de la mañana o tarde, teníamos que habituarnos también nosotros.

El momento de comprar calzoncillos fue genial. Fuimos a H&M y el peque no sabía cual escoger, le gustaban todos.Una cosa tenía claro los quería tipo slip, los largos no le gustan (no se por qué, no se los probé así que no sería por comodidad). Al final nos llevamos un paquete del Capitán América y otro de dinosaurios. Ya no quería ir en "pelotillas" por la casa, tenía que ponerse los calzoncillos, je,je.

Alguna vez se le escapa, pero no demasiadas. Aunque se despertaba de la siesta y la noche con el pañal seco me daba cosa quitárselo, por si se hiciese pis y se despertase.

A las dos semanas no quería e pañal en la siesta y tener que ir al orinal antes de dormir le costó mucho, pero al juntarlo con la rutina de lavarse los dientes lo llevó mejor (le gusta lavarse los dientes).

Y ya llevamos 2 meses y medio sin pañal y casi uno sin pañal por a noche (tenemos el último paquete de pañales sin abrir)

Ahora le están saliendo un par de colmillos y siempre le cambia el carácter, las ganas de comer y se le ha escapado un par de veces por la noche, pero no le damos importancia y le recordamos que nos puede llamar para ir al baño a cualquier hora..

No hemos utilizado los premios, ni los dibujos o las pegatinas que yo usaba en la escuela con los peques, lo que más le gustaba era chocar las manos y sobre todo reunir a todo el mundo al rededor del orinal.

Ahora su papá tiene una tarea exclusiva, le tiene que enseñar a hacer el pis de pié. En el parque no nos apañamos (mejor dicho no me apaño) al ponerle sentado, casi siempre se moja, así que hemos empezado de pié.

Hemos pasado de ir con él al baño a ir solo, y de hacerlo en el orinal a querer usar el wc y se sujeta sólo en la taza.
Ahora escuchamos sin parar, PEDO, CACA, PIS, a mi me hace mucha gracia porque me recuerda a una película que veía de pequeña donde un de los niños decía un frase parecida..

No pretendo meter prisa, ni agobiar a nadie si estáis en el periodo de retirada del pañal. Mi intención es recalcar la necesidad de seguir los ritmos de cada niño y darles la libertad y ofrecerle las herramientas que necesiten y ellos descubrirán cuando son capaces de hacer las cosas o intentar hacerlas.
Nuestro apoyo es lo que más necesitan, sobre todo cuando no ocurre lo que esperan (o esperamos), cuando supera los retos y pone esa cara de orgulloso me lo como una y ora vez.

Ánimo a los que estñeis en esta situación, fijaos bien si está preparado, permitir su autonomía hasta que pida ayuda y reforzarle positivamente.



¿Cómo lo hacéis vosotros? 




¿Nos dejas un comentario? Nos gusta saber tu opinión.
Leemos y contestamos a todos, aunque a veces tardemos un poco.
Si te gusta ¡compartelo!

¡Gracias por ayudar a que este blog siga vivo!



NO TE PIERDAS NADA, SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER SEMANAL
¡QUÉ VIENE CON SORPRESA!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...